Die wichtigsten Begriffe auf dieser Website


springe direkt zum inhalt


¿Por qué ratiotherm mejora cualquier calefacción?

1. Aproximación

Debido a las tecnologías modernas de construcción, la necesidad de calor en las casas disminuye afortunadamente (edificios antiguos restaurados 6-12 kW, construcciones nuevas 5-3 kW o menos).

La consecuencia de ello es que los sistemas de calefacción clásicos (el caldeo con aceite, gas, madera o biomasa) producen más calor, durante la mayor parte de días del año, del que los circuitos de calefacción necesitan realmente.

Por normal general, esta energía sobrante deflagra sin ser utilizada razonablemente.

2. Aproximación

El uso de fuentes de energía regenerativas alternativas, como p. ej. la energía solar, sigue aumentando.
Aquí se producen los siguientes problemas principales:
El sol varía considerablemente su rendimiento (temperaturas muy diferentes dependiendo de la duración de radiación solar y de la intensidad). La discrepancia entre la oferta y la demanda energéticas es muy grande (si las temperaturas exteriores son muy altas, no es necesaria la calefacción).

Nuestra solución al problema se llama

Buenos tiempos - Malos tiempos

OSKAR almacena energía para trayectos de sequía laaaargos

 

y proporciona agua caliente fresca.

 

Sin importar de dónde viene el calor

y sin importar el nivel de temperatura que tiene, OSKAR lo almacena al igual que una batería.
Para ello, la energía correspondiente se estratifica en la zona de temperatura adecuada .
El portador de la energía es el agua de la calefacción, que debido a OSKAR tiene un volumen considerablemente mayor.

El principio: el agua caliente a 40  grados de los colectores solares "nublados" se estratifica en la zona de 40 grados,

Sin mezclarse ni enfriar la capa de 70° del día soleado anterior.

En OSKAR, este principio naturalmente no solo es válido para instalaciones solares, sino también para estufas de madera/cerámicas, calderas de pellets, bomba de calor, cogeneración, caldera de gas/aceite, etc.

OSKAR permite a cada generador de calor alcanzar el estado de servicio ideal, ya que OSKAR almacena estas energías prácticamente sin pérdidas en las capas de temperatura correspondientes y las mantiene hasta que sean usadas razonablemente.

Ya sea en construcciones nuevas como en antiguas,

calderas de aceite/gas/condensación/madera, bomba de calor, cogeneración o energía solar, OSKAR optimiza cada instalación de calefacción central. El sistema y la marca de su instalación juegan en ello un papel secundario.

La regulación existente permanece también.

OSKAR combina de forma razonable la entrada y la salida de calor de los componentes individuales mediante su sistema por capas.

La conexión y las posibilidades de combinación son relativamente sencillas. Solo se emplean componentes de marca del mercado.

Los quemadores de calefacción (principalmente) tienen solo dos estados de servicio:

A todo gas o reposo.

Si no se necesita el máximo rendimiento, lo que suele ocurrir alrededor de 250 días al año, el quemador comienza a moverse, esto es, se inicia para volver a desconectarse poco después.

Al año, esto supone alrededor de 30.000 procesos de inicio y parada. En los dos estados de servicio, al arrancar y al parar, los quemadores consumen energía inútilmente y marchan emitiendo muchas sustancias contaminantes, comparable con el arranque frío de un coche.

OSKAR reduce el ritmo del quemador en un 70% y con ello la emisión de sustancias contaminantes en aprox. un 50%.

OSKAR rentabiliza también el sol

OSKAR mejora el grado de efectividad de los sistemas solares clásicos en un 100%.

El principio: OSKAR aprovecha la energía de los días de sol más intensos y la almacena en la capa "caliente", de tal forma que hay energía para el calentamiento de agua potable en todo momento.

Pero también en los días menos soleados, OSKAR transforma cada rayo de sol en energía reutilizable, que se almacena en la capa de temperatura correspondiente.

Al contrario que con otros acumuladores solares, OSKAR aprovecha el calor solar no solo para calentar agua potable, sino también para el calentamiento de habitaciones durante el tiempo intermedio, así como para aumentar la temperatura de retorno de los circuitos de calefacción en invierno.

OSKAR reemplaza la cara energía del quemador por calor solar y dobla así el grado de eficacia de las instalaciones solares.

Aprovechar y almacenar el suministro de energía hasta que la necesite, así consigue la técnica de ratiotherm hacer rentables las instalaciones solares.