springe direkt zum inhalt


¿Por qué la máxima eficiencia?

Según el plan: carga y descarga óptima

Carga, descarga

El proceso de carga y descarga es elemental para la utilización eficiente y económica del acumulador estratificado:

Solo con el almacenamiento y reducción "correctos" de energía térmica se puede aprovechar la capacidad máxima del acumulador (en función de su volumen) y se pueden tener en cuenta los diferentes niveles de temperatura óptimos de generadores y consumidores.

Ejemplo: desde el retorno de los radiadores, OSKAR vuelve a realizar la estratificación para poder utilizar de nuevo en caso de necesidad.

 

Hacer clic aquí para ir a la animación

 

 

 

Almacenamiento inteligente

Sin importar de dónde viene el calor y qué nivel de temperatura tiene, OSKAR lo almacena de forma similar a como haría una batería, una "batería de calor".

Para ello, la energía correspondiente se estratifica en función de su temperatura en la zona de temperatura adecuada.

El principio:

El agua caliente a 40  grados de los colectores solares "nublados" se estratifica en la zona de 40 grados, sin mezclarse ni enfriar la capa de 70° del día soleado anterior, es decir, sin tener que destruir de nuevo energía valiosa con temperatura elevada.

Con OSKAR este principio no solo es válido evidentemente para instalaciones solares, sino también para todos los generadores de calor como, por ejemplo, estufas de madera y cerámicas, bomba de calor, calderas, etc. OSKAR permite que cada generador de calor alcance su estado de funcionamiento ideal, ya que OSKAR almacena esta energía prácticamente sin pérdidas en las correspondientes capas de temperatura, hasta que pueda ser utilizada razonablemente.

El portador de la energía es el agua del sistema de calefacción correspondiente que, gracias a OSKAR, recibe un volumen considerablemente mayor.

Distribución eficiente

Tan pronto se precisa energía para la calefacción o para calentar agua potable, OSKAR suministra el calor exacto, de la zona correspondiente de temperatura, que se necesita para tal operación. Ni más ni menos, ni más caliente ni más fría. El excedente en el sistema, por ejemplo del retorno de los radiadores, vuelve a ser estratificado por OSKAR y se utiliza de nuevo en caso de necesidad.